Y acabamos con Hobbes


“No hay para el hombre más forma razonable de guardarse de esta inseguridad mutua que la anticipación; esto es, dominar, por fuerza o por astucia, a tantos hombres omo pueda hasta el punto de no ver otro poder lo bastante grande como para ponerle en preligro. y no es esto más que lo que se propia conservación requiere, y lo generalmente admitido.”

Idem.

Hobbes y su “Leviatán”


“La naturaleza ha hecho a los hombres tan iguales en sus facultades corporales y mentales que, aunque pueda encontrarse a veces un hombre manifiestamente más fuerte de cuerpo, o más rápido de mente que otro, aun así, cuando todo se toma en cuenta en conjunto, la diferencia entre hombre y hombre no es lo bastante considerable como para que uno de ellos pueda reclamar para sí beneficio alguno que no pueda el otro pretender tanto como él”.

Hobbes, “De la condición natural del género humano, en lo que concierne a su felicidad y miseria” en Leviatán