La náusea en mis manos


“Los objetos no deberían tocar, puesto que no viven. Uno los usa, los pone en su sitio, vive entre ellos; son útiles, nada más. Y a mí me tocan;  es insoportable. Tengo miedo de entrar en contato con ellos como si fueran animales vivos. 

Ahora veo; recuerdo mejor lo que sentí el otro día, a la orilla del mar cuando tenía el guijarro. Era una especie de repugnancia dulzona. ¡Qué desagradable era! Y procedía del guijarro, estoy seguro; pasaba del guijarro a mis manos. Sí, es eso; una especie de náusea en las manos.”

Jean-Paul Sartre. “La náusea”