Dudas de alumno I


Estoy dando unas clases particulares de Filosofía y a mi alumno le han surgido una serie de dudas y cuestiones pertinentes. Por ello he considerado que es importante compartirlas por si alguien tiene las mismas dudas. Son todas relativas a Platón y a la teoría de la reminiscencia (recuerdo) en la que se vinculan el mito de la caverna y el del auriga. Trataré de resolverlas de la manera más concisa y clara.

¿Por qué el cuerpo es la cárcel del alma?

El cuerpo es la cárcel del alma en tanto que le da la condición material y sensible. Es fácil vincular esta oposición al dualismo «ideas y cosas». El verdadero conocimiento es el de las ideas, no aquel que procede de lo material. El cuerpo y su sensibilidad supone un lastre para el alma que, en otro momento, convivió entre el resto de ideas. En tanto que el alma no puede alcanzar el conocimiento de manera directa, sino a través de la mediación de lo material y recordando lo que ha olvidado con la caída del mundo que le es propio, el cuerpo es su cárcel.

¿Un alma se encarna en distintas personas a lo largo del tiempo?

No creo que sea acertado tomar al pie de la letra tanto el mito de la caverna ni el del auriga. Son dos explicaciones míticas para expresar una idea: la de que el verdadero conocimiento no es el sensible, sino el racional. No olvidemos que la filosofía platónica es producto de la ilustración ateniense. En ambas explicaciones Platón expone su teoría.

¿La teoría de la reminiscencia es un mito?

Es una explicación con forma de mito.

¿En qué sentido el alma era feliz el alma antes de unirse al cuerpo?

Para Platón hay una identidad de tres ideas (que después veremos, con el paso del tiempo, será la idea de Dios): la bondad, la belleza y la verdad son lo mismo. Para alcanzar la perfección moral, uno debe conocer la verdad (recordad la teoría intelectualismo mora o, lo que es lo mismo, nadie actúa mal a sabiendas) y no hay nada más bello que la verdad. El alma, antes de unirse al cuerpo, conocía la verdad y por eso era feliz.

Si el conocimiento es algo que hemos olvidado, ¿por qué a veces es complicado aprender?

Platón te diría que nada está exento de esfuerzo y trabajo, pero solo es cuestión de ejercer el raciocinio. En uno de los diálogos platónicos (El Menón) se muestra cómo un esclavo es capaz de solucionar un problema de geometría sin conocer la disciplina, solo ayudado con el razonamiento que le va exponiendo Sócrates.

Descarga de aquí tus apuntes para preparar la selectividad.

Pregunta de República 359


Esta fábula que expone Glauón para replicar la tesis de Sócrates, que defiende que la justicia es mejor que la injusticia por necesidad, parece un contra-ejemplo de la misma. ¿Lo es en realidad? ¿La injusticia que es ajena a la comunidad es tal?, ¿o más bien la injusticia a escondidas, o que se disfraza de justicia es mejor y más provechosa que la autentica injusticia?

¡A pensar se ha dicho!

El mito de Giges (República 359d y ss.)


“Giges era pastor del rey de Lidia. Después de una borrasca seguida de violentas sacudidas, la tierra se abrió en el paraje mismo donde pacían sus ganados; lleno de asombro a la vista de este suceso, bajó por aquella hendidura y, entre otras cosas sorprendentes que se cuentan, vio un (…) anillo de oro. Giges lo cogió y se retiró. Posteriormente, habiéndose reunido los pastores en la forma acostumbrada al cabo de un mes, para dar razón al rey del estado de sus ganados, Giges concurrió a esta asamblea, llevando en el dedo su anillo, y se sentó entre los pastores. Sucedió que habiéndose vuelto por casualidad la piedra preciosa de la sortija hacia el lado interior de la mano (…) se hizo invisible(…). Seguro de su descubrimiento (…) llega a palaio, corrompe a la reina, y con su auxilio se deshace del rey y se apodera del trono”.

Siguiente autor: Platón


Dado mi desconocimiento de Pettit y mi falta de tiempo para poder leerle, Noe, creo que dejaré para más adelante tu petición. Respecto a lo que me dice Álex (no me trates de usted, no hace falta), Jameson y Rawls me parecen un poco repetitivos. Kymlicka… secillamente no sé quien es… conozo mejor a los clásicos, por ello creo que empezaremos por Platón. Por otro lado, al contemplar que la metodología que estaba usando no funciona, creo que añadiré preguntas al final del extracto del texto para guiar el comantario. Poco más.

Muchos besos a todos.