¿Nihilismo?


“La crisis de la existencia europea sólo tiene dos salidas: la decadencia de Europa en la alienación respecto de su propio sentido racional de la vida, la caída en el odio espiritual y en la barbarie, o el renacimiento de Europa desde el espíritu de la filosofía mediante un heroísmo de la razón que supere definitivamente al naturalismo. El mayor peligro de Europa es el cansancio. Luchemos contra este peligro como <<buenos europeos>> con esa valentía que ni siquiera se arredra ante la lucha infinita; resurgirá entonces de la brasa destructora de la incredulidad, del fuego lento de la desesperación sobre la misión de Occidente respecto de la humanidad, de las cenizas del gran cansancio, el Féniz de una nueva vida interior y de una espiritualización nueva, garantía primera de un futuro grande y remoto para la humanidad: porque sólo el espíritu es inmortal”

Edmund Husserl, “La crisis de la Humanidad europea y la filosofía”.

Pregunta de República 359


Esta fábula que expone Glauón para replicar la tesis de Sócrates, que defiende que la justicia es mejor que la injusticia por necesidad, parece un contra-ejemplo de la misma. ¿Lo es en realidad? ¿La injusticia que es ajena a la comunidad es tal?, ¿o más bien la injusticia a escondidas, o que se disfraza de justicia es mejor y más provechosa que la autentica injusticia?

¡A pensar se ha dicho!

El mito de Giges (República 359d y ss.)


“Giges era pastor del rey de Lidia. Después de una borrasca seguida de violentas sacudidas, la tierra se abrió en el paraje mismo donde pacían sus ganados; lleno de asombro a la vista de este suceso, bajó por aquella hendidura y, entre otras cosas sorprendentes que se cuentan, vio un (…) anillo de oro. Giges lo cogió y se retiró. Posteriormente, habiéndose reunido los pastores en la forma acostumbrada al cabo de un mes, para dar razón al rey del estado de sus ganados, Giges concurrió a esta asamblea, llevando en el dedo su anillo, y se sentó entre los pastores. Sucedió que habiéndose vuelto por casualidad la piedra preciosa de la sortija hacia el lado interior de la mano (…) se hizo invisible(…). Seguro de su descubrimiento (…) llega a palaio, corrompe a la reina, y con su auxilio se deshace del rey y se apodera del trono”.

Siguiente autor: Platón


Dado mi desconocimiento de Pettit y mi falta de tiempo para poder leerle, Noe, creo que dejaré para más adelante tu petición. Respecto a lo que me dice Álex (no me trates de usted, no hace falta), Jameson y Rawls me parecen un poco repetitivos. Kymlicka… secillamente no sé quien es… conozo mejor a los clásicos, por ello creo que empezaremos por Platón. Por otro lado, al contemplar que la metodología que estaba usando no funciona, creo que añadiré preguntas al final del extracto del texto para guiar el comantario. Poco más.

Muchos besos a todos.

Y acabamos con Hobbes


“No hay para el hombre más forma razonable de guardarse de esta inseguridad mutua que la anticipación; esto es, dominar, por fuerza o por astucia, a tantos hombres omo pueda hasta el punto de no ver otro poder lo bastante grande como para ponerle en preligro. y no es esto más que lo que se propia conservación requiere, y lo generalmente admitido.”

Idem.